Estados Unidos busca reducir dependencia de México con China por posible amenaza a la seguridad nacional

Estados Unidos y México buscaron el jueves proyectar un frente unido en sus esfuerzos por profundizar los lazos económicos y combatir el contrabando de drogas ilícitas mientras la administración Biden busca solidificar su cadena de suministro en América del Norte y reducir la dependencia de China.

Al concluir tres días de reuniones en Ciudad de México, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, anunció que Estados Unidos y México comenzarían a trabajar más estrechamente para controlar las inversiones extranjeras que ingresan a ambos países con un nuevo grupo de trabajo para eliminar posibles amenazas a la seguridad nacional.

La colaboración se produce mientras la administración busca garantizar que aliados como México puedan participar de los miles de millones de dólares de inversiones nacionales en energía y clima que Estados Unidos está desplegando.

Sin embargo, a medida que la administración busca una integración económica transfronteriza más estrecha, quiere asegurarse de que México no sea el receptor de inversiones potencialmente problemáticas de países como China.

“Un mayor compromiso con México ayudará a mantener un clima de inversión abierto al tiempo que monitorea y aborda los riesgos de seguridad, haciendo que nuestros dos países sean más seguros”, dijo Yellen en una conferencia de prensa el jueves.

En México, Yellen ha tenido que lograr un delicado equilibrio, empujando a sus homólogos allí a trabajar más duro para enfrentar el tráfico de fentanilo hacia Estados Unidos mientras intenta profundizar los lazos económicos en un momento en que China también está invirtiendo fuertemente para construir fábricas allí.

Yellen ha acogido a México, el mayor socio comercial de Estados Unidos, como un aliado amistoso durante su viaje: visitó perros detectores de drogas y sostuvo conversaciones con los principales líderes mexicanos. Pero existe una creciente frustración dentro de la administración Biden por lo que los funcionarios perciben como la falta de voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador para invertir en esfuerzos para combatir el tráfico de fentanilo en la región. Un número cada vez mayor de funcionarios estadounidenses se han vuelto más francos en los últimos meses sobre la necesidad de presionar a México para que haga más para combatir el fentanilo.

“El tráfico ilícito de fentanilo devasta familias y comunidades y representa una amenaza a nuestra seguridad nacional, al tiempo que socava la seguridad pública en México”, dijo Yellen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Estados Unidos e Israel en contradicción por la Franja de Gaza una vez que la guerra termine

vie Dic 8 , 2023
Twitter Facebook Linkedin WhatsApp Jerusalén.- Estados Unidos ha ofrecido un fuerte apoyo a Israel en su guerra contra el grupo extremista Hamás que gobierna la Franja de Gaza. Pero los aliados están cada vez más en desacuerdo sobre lo que sucederá con Gaza una vez que la guerra llegue a su […]

Puede que te guste