El robo de más de 75 iPhones muestra su eficacia en los mecanismos de seguridad

El reciente robo en la tienda de Apple en Fourth Street, Oakland, ha puesto de manifiesto la efectividad de las medidas de seguridad integradas en los dispositivos de la compañía. Según informes de las autoridades, más de 75 iPhones fueron sustraídos de la tienda, valuados en miles de dólares. Sin embargo, lo que sorprendió a muchos fue la forma en que toda la situación quedó capturada por otras personas que se encontraban en el lugar.

Dos hombres entraron al establecimiento, perpetraron el robo y huyeron rápidamente en una camioneta Dodge roja antes de que los agentes llegaran a la escena. A pesar de su audacia, la tecnología dentro de los iPhones permitió que la policía pudiera rastrear los dispositivos hasta las afueras de Berkeley, donde, con la colaboración de las autoridades locales, tres sospechosos fueron detenidos más tarde en Oakland. Este caso resalta la importancia de las medidas de seguridad que integra Apple en sus productos.

Bloqueo a distancia

Una de las características destacadas de los iPhones es su capacidad para ser bloqueados y rastreados en caso de pérdida o robo. Esta funcionalidad, conocida como “Buscar mi iPhone”, permite a los propietarios ubicar sus dispositivos en un mapa y tomar medidas remotas, como bloquear el acceso al dispositivo o incluso borrar todos los datos almacenados en él. En este caso específico, la colaboración entre la policía y Apple, utilizando estas funciones antirobo, fue fundamental para recuperar los dispositivos y llevar a los perpetradores ante la justicia.

Además de la función de rastreo, los iPhones también cuentan con medidas de seguridad adicionales, como el bloqueo de activación, que impide que un dispositivo sea utilizado por un tercero incluso después de ser restaurado a la configuración de fábrica. Esto dificulta significativamente la reventa de dispositivos robados, ya que sin la contraseña de iCloud asociada al dispositivo, este se vuelve inutilizable.

Múltiples robos

El caso reciente en la tienda de Apple de Fourth Street no es un incidente aislado. Las tiendas de la compañía han sido blanco de robos en múltiples ocasiones en el pasado, lo que ha llevado a un aumento en la implementación de medidas de seguridad tanto por parte de la empresa como de las autoridades locales. En este sentido, la colaboración entre Apple y las fuerzas del orden ha sido fundamental para abordar este problema y disuadir a posibles delincuentes.

Es importante destacar que, si bien las medidas de seguridad de Apple son efectivas, ningún sistema es completamente infalible. Los usuarios también juegan un papel crucial en la protección de sus dispositivos, mediante la activación de las funciones de seguridad y el mantenimiento de contraseñas seguras. Además, es fundamental denunciar cualquier robo o pérdida de dispositivos a las autoridades pertinentes para aumentar las posibilidades de recuperación.

El reciente robo en la tienda de Apple en California pone de relieve la importancia de las medidas de seguridad integradas en los dispositivos de la compañía. La capacidad de bloqueo y rastreo de los iPhones, combinada con la colaboración entre Apple y las fuerzas del orden, ha demostrado ser efectiva en la recuperación de dispositivos robados y la detención de los responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Internan nuevamente al secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin por un problema en la vegija

dom Feb 11 , 2024
Twitter Facebook Linkedin WhatsApp El Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que este domingo fue internado el secretario Lloyd Austin, por un problema en la vejiga.  El vocero del Pentágono, Pat Ryder, explicó que el secretario fue trasladado a las 2:20 de la tarde al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed por […]

Puede que te guste