Cruzarán a Estados Unidos 6 millones de inmigrantes cuando termine el Título 42

Associated Press

Ante lo que considera la inacción del presidente Biden para proteger la frontera Suroeste del flujo de inmigrantes, el gobernador de Texas Greg Abbott calcula que en un año, una vez que termine el Título 42, cruzarán a Estados Unidos más de 6 millones de personas.

El estimado lo hizo basado en la proyección del Gobierno federal, que espera que ocurran un promedio de 18 mil encuentros con migrantes a diario a partir del 11 de mayo, cuando expire la medida sanitaria que permite expulsar extranjeros bajo el pretexto de evitar que propaguen el Covid-19 en EU.

“Saque su calculadora y haga los cálculos. Si promediara eso diariamente durante todo un año, significaría que más de seis millones de personas cruzarían la frontera en un solo año”, dijo Abbott durante un discurso el lunes ante un grupo de sheriffs de Texas y otros estados, en McAllen.

El mandatario estatal anunció además que movilizó unidades especiales a la frontera Sur para ayudar a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

“Estamos trabajando en equipos de respuesta rápida que puedan responder a los desafíos que vemos en la frontera. Tuvimos una reunión telefónica anoche, donde activamos uno de estos equipos de respuesta rápida para mandarlo a El Paso”, agregó.

“Y ya han realizado maniobras operativas hoy, incluso antes de que yo llegara aquí, para asegurarse de que estamos respondiendo de manera más agresiva a la gran cantidad de personas que intentaron ingresar ilegalmente a El Paso”, dijo Abbott.

En declaraciones a la Coalición de Sheriffs de la Frontera Suroeste, Abbott les dijo a los representantes de 33 condados que Texas enviará unidades para vigilar la frontera y ayudar a los agentes.

El Paso lideró la nación en encuentros de migrantes por sexto mes consecutivo en marzo.

Los agentes fronterizos en El Paso han visto un aumento en los solicitantes de asilo que se entregan en el muro fronterizo luego de un incendio en un centro de detención de Juárez, México, que cobró 40 vidas. Más de mil sudamericanos y centroamericanos se entregaron en el muro fronterizo el 29 de marzo, y desde entonces han seguido otros grupos.

Otro factor que impulsa la ola es el aumento estacional de mexicanos y centroamericanos que buscan evitar la detención al tratar de obtener trabajos agrícolas y de construcción en el interior de los Estados Unidos.

Abbott también anunció asistencia para ganaderos a lo largo de la frontera entre Texas y México cuyas tierras han sido destruidas o dañadas por traficantes de personas y migrantes.

El gobernador republicano ha sido especialmente agresivo con respecto a la seguridad fronteriza y se ha pronunciado sobre la respuesta de la administración Biden al asunto. Su iniciativa Operation Lone Star ha llevado a inmigrantes a bastiones demócratas para llamar la atención sobre la crisis y ha desplegado a soldados de la Guardia Nacional para ayudar a los funcionarios fronterizos.

El Título 42, una orden de salud pública de la era Trump, podría expirar el 11 de mayo. La orden otorga al Gobierno federal el poder de expulsar a los migrantes en la frontera Sur. Actualmente sólo está permitido para prevenir enfermedades transmisibles.

La orden ha estado vigente desde marzo de 2020 debido a la pandemia de Covid-19 y finalizará el 11 de mayo junto con la emergencia de salud pública por la pandemia. Su final inminente ha renovado los temores de los legisladores y funcionarios de que el final de la orden será seguido por una nueva oleada de inmigrantes.

“Texas ha estado lidiando con la frontera desde la época en que Bush era gobernador y Perry era gobernador”, dijo Abbott ante los sheriffs, ante quienes promovió su Operación Lone Star, que busca detener indocumentados y droga que cruzan la frontera.

“Texas ha hecho más que cualquier estado en la historia de los Estados Unidos de América para responder a los desafíos fronterizos”, agregó.

Los asistentes procedían no sólo de Texas, sino de diferentes partes del país, incluidos Nuevo México, Arizona, Ohio e incluso Idaho.

“Bueno, todos somos parte de un grupo que está peleando la misma pelea en todo Estados Unidos, especialmente en la frontera Suroeste”, dijo David Black, sheriff del Condado de Otero, Nuevo México, cuya sede es Alamogordo y que colinda con El Paso, Texas.

“Hemos sido inundados con actividad criminal transnacional. Y estamos tratando de luchar contra eso”, agregó Roy Boyd, el alguacil del Condado de Goliad, Texas.

Abbott se ha jactado de numerosos viajes aquí al Valle del Río Grande, enfocándose en gran medida en el tema de la inmigración.

“Desde Nuevo México, nuestra gobernadora no es tan solidaria como lo es el gobernador Abbott aquí en Texas. Entonces, creo que es muy importante que vean de primera mano lo que está pasando. Creo que es importante que tenga que ir a la frontera”, dijo Black.

“Creo que es importante que el gobernador venga aquí y esté en contacto con las personas que realmente viven en estas comunidades a lo largo de la frontera y averigüe de primera mano exactamente qué está pasando. Para que las soluciones que se desarrollen provengan de la gente que vive aquí, no de la gente de Austin”, dijo Boyd.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Migrantes queman piñata de AMLO en protesta por la muerte de 40 migrantes en Ciudad Juárez

dom Abr 23 , 2023
Twitter Facebook Linkedin WhatsApp por EFE TAPACHULA,- Un grupo de inmigrantes protestaron en contra del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por la muerte de 40 migrantes en un incendio en Ciudad Juárez el pasado 27 de marzo en una de las estaciones migratorias de la entidad. Durante la protesta en Tapachula, Chiapas, el grupo de […]

Puede que te guste