Científicos descubren “monstruo marino” con 20 brazos y forma de frutilla

MUNDO.- Las profundidades insondables del océano austral, el vasto y misterioso mar que rodea la Antártida, han sido el escenario de un asombroso hallazgo científico: la estrella de pluma antártica.

Un equipo de investigadores de la Institución Scripps de Oceanografía de la Universidad de California, en Estados Unidos, ha revelado al mundo una nueva especie de monstruo marino que desafía nuestra comprensión de la vida en el océano.

Bautizada como “Promachocrinus fragarius”, esta criatura única ha dejado a los científicos perplejos por su inusual anatomía.

Lo que hace aún más intrigante a este “monstruo marino” es su parentesco con las estrellas de mar. El grupo de invertebrados al que pertenece esta criatura ha sido apodado “estrellas de plumas antárticas”, debido a su relación con las estrellas de mar, pepinos de mar y otros equinodermos.

Sin embargo, esta estrella de mar peculiar parece haber evolucionado de manera muy diferente, ya que su forma y características la diferencian considerablemente de sus parientes más cercanos.

“La estrella de pluma antártica es una criatura marina con ´20 brazos´, algunos irregulares, otros plumosos, y en total pueden medir hasta 20 centímetros de largo”, según informó Greg Rouse, profesor de biología marina Instituto Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en Estados Unidos, quien es coautor del artículo sobre el hallazgo junto a Emily McLaughlin y Nerid Wilson. Los especialistas publicaron su investigación en Invertebrate Systematics.

“Si te acercas a su cuerpo, una pequeña protuberancia en el vértice de todos esos brazos, se asemeja al tamaño y la forma de una fresa o frutilla”, explicó Rouse.

Las protuberancias circulares en el cuerpo de la estrella están donde deberían estar los cirros, las cuerdas más pequeñas con forma de tentáculo que sobresalen de la base, “pero se quitaron para mostrar los puntos de unión -dijo Rouse-. Hemos quitado un montón de cirros para que puedan ver las partes a las que están unidos, y eso es lo que parece una frutilla”.

Los cirros tienen “pequeñas garras en el extremo que se usan para sujetarse al fondo del lecho marino”. Los llamados brazos son las partes más largas y parecidas a plumas de la estrella de pluma de frutilla antártica. “Por lo general, están dispersos -explicó Rouse-, y ayudan con la movilidad de la criatura”.

La estrella pluma de fresa antártica destaca en particular por la cantidad de “brazos” que posee. “La mayoría de ellas tienen 10 brazos -destacó Rouse-. La posición típica de una estrella de plumas es tener los “brazos” extendidos y hacia arriba, mientras que los cirros apuntan hacia abajo.

Con este descubrimiento, los investigadores podrían agregar ocho especies bajo la categoría de estrellas de plumas antárticas, agregando los cuatro nuevos y “resucitando” animales previamente descubiertos que inicialmente se creía que eran de su propia especie.

“Si te acercas a su cuerpo, una pequeña protuberancia en el vértice de todos esos brazos, se asemeja al tamaño y la forma de una fresa o frutilla”, explicó Rouse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Detienen a seis por el hallazgo de cuerpos desmembrados en congeladores en Veracruz

lun Ago 14 , 2023
Twitter Facebook Linkedin WhatsApp A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz confirmó el hallazgo de cuerpos desmembrados  en congeladores de dos inmuebles en la ciudad de Poza Rica. La titular de la dependencia, Verónica Hernández Giadáns, detalló que la Dirección General de Servicios Periciales inició las pruebas […]

Puede que te guste